viernes, 6 de diciembre de 2019

COMPLEJO ENDORRÉICO DE ESPERA (1DIC2019)

El complejo endorréico de Espera lo constituyen tres lagunas, alimentadas por la lluvia y algunas corrientes subterráneas y su origen se debe fundamentalmente a la presencia de un terreno llano con pequeñas ondulaciones, de escasa pendiente, cuyos materiales impermeables favorecen la acumulación de agua, tienen la particularidad de que  no evacúan cantidades significativas de agua ni por desagüe superficial ni por infiltración, es decir, que evapora en su superficie toda el agua que colecta de su cuenca hidrográfica. Por definición, un lago endorreico está localizado siempre en el interior de una cuenca endorreica en los lugares de menos altitud o depresiones.

Existen, gracias a que están conectadas a un acuífero, o sea, a una bolsa de agua acumulada bajo la superficie de la tierra. Cuando llueve y el acuífero se recarga de agua, llena las lagunas, pero cuando el agua acumulada en el acuífero desciende, entonces las lagunas aportan agua al subsuelo y el nivel de agua disminuye o incluso se secan, influyendo además a ello, el efecto de la evaporación.

Además de Reserva Natural, este complejo endorréico está declarado como Zona de Especial Protección para las Aves (ZEPA) e incluida en la lista de humedales RAMSAR, por su especial relevancia internacional como hábitat de multitud de especies de aves acuáticas.

La superficie protegida total es de 437,8 hectáreas. Su valor ecológico reside en ser punto vital para la conservación de avifauna lacustre autóctona (fochas, ánades, garcetas, garzas, rapaces...), destacando especies en peligro de extinción.

Dejamos el coche en: 36°53.153'N - 5°51.288'W
Distancia: 11,96 kilómetros.
Tiempo: 3 horas 11 minutos.
Dificultad: Fácil.

Podéis descargaros el track, clicando en la siguiente imagen:
https://es.wikiloc.com/rutas-senderismo/complejo-endorreico-de-espera-espera-cadiz-1dic2019-44142004

La previsión del tiempo dice que hoy lloverá a partir de la una de la tarde. Así que para acortar un poco el primer tramo, rectilíneo y casi sin interés pues nos dirigimos a través de la carretera CA-6100 hasta su intersección con la Cañada de Jerez a Utrera, y a través de la misma metemos el coche, y nos ahorraremos algún kilómetro. Las previsiones dicen que lloverá sí o sí, pero llegamos al sitio y está totalmente despejado y con un sol de justicia, así que a pesar de ir pertrechados con todo el equipo de agua, los dejamos en el coche.

La cañada de Jerez a Utrera es una vía pecuaria con prioridad 3 de uso público y tiene, más bien debería tener 75 metros de ancho, pero como veremos este ancho no es respetado en todo el tramo que recorremos, por haber sido ocupada para labores de siembra por las propiedades adyacentes, aunque es cierto que en ninguno de los casos el paso ha sido cortado o disminuido mediante alambradas.

Después de algún kilómetro, comprobamos que podríamos haber seguido adentrádonos con el coche, pero tampoco era plan de quedarse sin kilómetros para andar.

En algo menos de dos kilómetros conectaremos con la Vereda de Espera, esta nueva vía sería la que traeríamos caso de iniciar el recorrido en Espera.

Aunque la vegetación casi nos lo impide totalmente, a nuestra derecha se encuentra la primera laguna del recorrido, se trata de la laguna Hondilla.
La laguna Hondilla es la más pequeña de las tres. Su forma es casi circular y a pesar de su nombre es la menos profunda. Es de carácter temporal y en verano queda prácticamente vacía. Es pobre de nutrientes, lo que la diferencia del resto de las lagunas de Cádiz y posibilita el desarrollo de una flora muy particular.

Esta cancela que vemos a la izquierda es la que hay que pasar cuando se hace la ruta oficial, pero la ruta oficial es rectilínea y de ida y vuelta y nada más lejos de nuestros gustos, así que la pasaremos de largo y continuaremos por la Vereda de Espera, al objeto de conseguir un track lo más circular posible. Así que la cancela la cruzaremos pero a la vuelta.


 Dejaremos la vereda al llegar a la entrada del camino que conduce al Cortijo de la Zorrilla.


El cortijo lo tenemos a un kilómetro y medio y todo el tramo será ascendente y esto nos permitirá una vista elevada del entorno. Aunque a duras penas, a nuestra izquierda conseguimos ver el castillo de Fatetar (visitado en noviembre de 2019). La Loma de los Barros, justo por delante y a su derecha, nos impide ver Espera.

A un poco de más altura ya tenemos una primera vista de la laguna Salada de la Zorrilla, aunque la imagen sea precaria, ya intuimos que si tiene agua, será muy poca.

Ya vamos caminando por la Dehesa de la Zorrilla, ocupada con una espectacular extensión de olivos cuya producción se destina íntegramente para la producción del afamado aceite de Espera, elaborado en el conocido como Molino de Espera también conocido como Molino de los Diezmos o Antigua Casa Cilla (visitada en noviembre de 2019).


Tras pasar por el cortijo ubicado en lo alto del cerro, iniciamos un tranquilo descenso hacia los Llanos de San Antón.

 A final de esta larga y despoblada vereda conectaremos con la Cañada Real de Utrera a Jerez.

Aunque de forma imperceptible nos hemos ido acercando a Espera y esto nos permite ver el castillo con más claridad.

Conectamos con la Cañada Real de Utrera a Jerez y giramos a la izquierda.

Pronto llegamos a una bifurcación, si tomamos el camino de la izquierda, acortaremos el trayecto y dejaremos la próxima laguna a nuestra derecha, nosotros preferimos tomar por la derecha, y de paso tomar unas fotos de un pozo cercano para colaborar con el proyecto de Conoce tus fuentes.

Ya tenemos a la vista la segunda laguna. Se trata de la laguna Dulce de la Zorrilla.

La laguna Dulce de la Zorrilla está situada más al sur de las anteriores y es la más profunda y por tanto, la que mayor estabilidad hídrica posee, manteniéndose con agua incluso durante las más duras sequías. Tiene aportes estacionales de agua del Arroyo Salado de Espera.

Y llegamos al pozo de Los Llanos de San Antón.

Se encuentra muy próximo a la laguna dulce.


Hemos dejado la cañada real y nos incorporamos al Camino de Lebrija a Bornos.

Y rápidamente llegamos a otro pozo. Si la laguna dulce tenía su pozo, la laguna Salada de la Zorrilla, no iba a ser menos.

Dispone de cinco pilas, esta vez ladradas en piedra. Una auténtica chulada.

Sobre todo la redonda.

Me llama la atención una hilada de piedras en las que sus caras interiores están alineadas y otros bloques similares se encuentra esparcidos en las cercanías ¿será un dolmen?

La laguna Salada de la Zorilla es la que tiene mayor concentración de sales (de ahí su nombre) y es la más grande, en ella se llegan a alcanzar profundidades de hasta dos metros, de carácter semipermanente, mantiene cierta estabilidad del nivel de sus aguas, aunque llega a secarse los años más secos. Presenta una forma muy particular con dos franjas de tarajes (tamarix) que cruzan la laguna a modo de diques. Estas barreras vegetales son resultado de las plantaciones realizadas cuando la laguna era utilizada como cazadero de aves y servían para ocultan a los cazadores. Hoy día parecen que algunos ejemplares de tarajes han sido eliminados. Tiene una extensión de 26 hectáreas.

Las zonas más próximas a la orilla está dominados por plantas muy importantes en los humedales: la enea y el carrizo. Tienen el aspecto de una pequeña caña -terminadas de forma diferente- y siempre se localizan en zonas que permanecen inundadas gran parte del año y en las que la profundidad les permitan estar enraizadas.

Por fuera del carrizal y en zonas parcialmente inundadas por el agua de forma temporal, aparecen otras especies capaces de soportar ambientes salinos, juncos y castañuelas, que son abundantes sobre todo en la Laguna Salada.

Por último y más alejados de la orilla y ocupando zonas libres de inundación se localiza el taraje, que junto con el carrizo es la formación vegetal lacustre más abundante. Al alejarse de esta zona va apareciendo la vegetación natural compuesta fundamental por matorral mediterráneo, como el acebuche, lentisco o la coscoja y tras ellos, los pastizales o cultivos de secano, fundamentalmente trigo y girasol.

Y en lo alto de la loma, el Cortijo de la Zorrilla. La vegetación que existe alrededor de las lagunas se llama "palustre" y se caracterizan por formar agrupaciones de plantas muy densas y altas que viven en suelos húmedos y cubiertos de agua. Esta vegetación está influencia por tres factores fundamentales: los ciclos de inundación y desecación de las lagunas, la salinidad del suelo y el clima dominante de la zona. Relacionadas con estas lagunas hay que destacar la presencia de hierbas acuáticas enraizadas en fondos que permanecen inundados la mayor parte del año. Entre esta vegetación sumergida encontramos Potamogeton pectinatus y Zannichiella obtusifolia que forman parte de la alimentación de los patos que residen en esta reserva.

Esta laguna dispone de un observatorio de aves. Antes de ser protegidas bajo la figura de Reserva Natural, las lagunas eran cazaderos de aves acuáticas, a partir de su protección legal la caza se encuentra prohibida. Actualmente su valor ecológico reside en ser punto vital para la conservación de aves, destacando especies en peligro de extinción como la Malvasía (Oxyura leococephala). Aparte, numerosas aves eligen este lugar como alternativa a otros espacios naturales.

Como su nombre indica es la laguna con mayor índice de salinidad lo que la convierte en la preferida por flamencos y otras aves típicas de salinas, como la Avoceta que aparece en mayor número cuando el nivel del agua desciende en época estival. Otras especies de gran interés que frecuentan estas lagunas son la focha moruna y la malvasía cabeciblanca que llegan a reproducirse con éxito si las condiciones son idóneas.
La vegetación palustre cumple una función muy importante ya que sirve de zona de cría por multitud de aves acuáticas y además sirve para la fijación de terrenos inundables y con riesgo de erosión, por eso su conservación es primordial para la permanencia del ecosistema.

Y aunque parezca de perogrullo, este es un observatorio orientado hacia donde se encuentran las aves, doy fe de que en bastantes casos, esto tan lógico no siempre se cumple.

Y llegamos a la cancela donde se inicia el regreso por la parte común del recorrido por la Vereda de Espera.

Poco a poco el cielo se ha ido encapotando y unas nubes negras nos dan mal presagio, aceleramos el paso no vaya a ser que nos tengamos que arrepentir de no haber echado en la mochila la ropa de agua, esa tan bonita que dejamos en el coche.

De repente el viento cambia, la lluvia es inminente y aún nos queda un pequeño trecho hasta el coche. Son las 12,45 horas.

Cuando nos quedan unos veinte metros para llegar empieza a caer agua, no hacemos más que entrar en el vehículo y se cierra un aguacero considerable, la previsión del tiempo acertó pero hoy tuvimos suerte, nos salvan de calarnos hasta los huesos esos cientos de metros que hicimos en coche por la vereda.

ACTIVIDADES ADICIONALES:
Visita al yacimiento arqueológico de Carissa Aurelia.
Visita al dolmen de Alberite.

Y ya sabéis, búscanos donde haya un sendero, una montaña, un árbol, donde un humilde musgo espere paciente el deshielo, búscanos donde el buitre leonado se siente invencible o donde la pequeña Langeii desparrame su perfume, búscanos y si nos encuentras, será un placer saludaros.

miércoles, 4 de diciembre de 2019

VISITA AL YACIMIENTO ARQUEOLÓGICO DE CARISSA AURELIA (ESPERA-BORNOS) (1 DIC 2019)

El yacimiento de Carissa Aurelia está enclavado en una zona de pequeñas colinas y cerros de escasa altura (200 a 274 m. sobre el nivel del mar), que forman parte de las estribaciones de la Sierra de Gamaza y Sierra del Calvario, y domina por el este la zona del Coto de Bornos y por el oeste, la campiña del valle del río Salado.

Este lugar fue poblado desde finales del Neolítico hasta la Edad Media por lo que a pesar de que los restos que veremos son principalmente de su periodo como ciudad romana, también permanecen vestigios de otras épocas.

Aunque no se conoce con certeza cual fue la fecha de su fundación, lo que sí sabemos es que desapareció sobre el 560 d.C. en la época tardorromana, tras su destrucción por los Vándalos. La ciudad es citada en los textos clásicos en escasas ocasiones y las indicaciones que éstos nos proporcionan se refieren principalmente a su situación geográfica y su estatus. Plinio la ubica en el Conventus Gaditanus, como una ciudad de derecho latino, conocida por el nombre de Aurelia. Ptolomeo sólo precisa su ubicación entre Hispalis y Nabrissa, y Tácito la menciona refiriéndose a su nombre, afirmando que este se vincula con Cornelia, madre de los Graco y con Atia, madre de Augusto.

La importancia de la ciudad de Carissa podemos apreciarla viendo que pasó de simple municipio romano a "Cives Romani" ciudad romana con todos los privilegios que conllevaba, e incluso dispuso de la prerrogativa a acuñar moneda propia.

Dejamos el coche en: 36°52.541'N - 5°43.723'W
Distancia: 4 kilómetros.
Tiempo: 1 horas 52 minutos.
Dificultad: Fácil.

Podéis descargaros el track, clicando en la siguiente imagen:
https://es.wikiloc.com/rutas-senderismo/yacimiento-arqueologico-de-carissa-aurelia-espera-bornos-1dic2019-44096105

El coche lo dejamos en el centro de recepción que como es habitual en este tipo de instalaciones y en toda Andalucía, una vez gastado el dinero público en construirlo y adecuar las instalaciones, pues fue abandonado. ¿Y van........?

AVISO: El acceso en coche hasta el centro de recepción es complicado, la estrecha carretera está prácticamente inutilizada con grandes escalones y agujeros, lo que unido a la considerable pendiente hace que no todos los coches puedan llegar hasta allí. Yo no tengo un todoterreno pero tampoco es un turismo y pasé bien, incluso en uno de los tramos, existe una desviación que sale del acceso y pasa metidos por un campo de labor, es una opción, a condición de que el terreno esté seco.
Hasta el regreso y ya cuesta abajo, no reparé adecuadamente sobre el lugar por donde había subido, complicado de verdad.
El tramo malo son apenas unos 500 metros, pero suficientes para avivar nuestro espíritu aventurero. Siempre podéis dejar el coche abajo y subir andando.

Por otra parte, existe otro camino que también llega al aparcamiento a través de la A-371 y un carril a la altura del cortijo de Puertolanillo, este carril es bastante largo y desconozco si en algún tramo no está en condiciones, pero sería una opción a considerar.

Desgraciadamente el yacimiento fue excavado solo en una pequeña parte, aún así, podremos distinguir varias zonas muy bien delimitadas: un recinto amurallado en la parte alta que protegía la ciudad, el Camino interior de las necrópolis, algunas estructuras siliformes y lo que probablemente sea lo más interesante, las dos necrópolis, conocidas como Necrópolis Sur y Necrópolis Norte. La del Norte, con fosas simples y doble fosa, donde se ha investigado que llevaban a cabo rituales funerarios de incineración y de inhumación. En la necrópolis Sur, solo se realizaban rituales de incineración y mausoleos de diversas tipologías.

El yacimiento ocupa una gran extensión y podremos encontrar restos por cualquier lugar, pero para intentar conseguir un track lo más claro posible, intentaremos un recorrido lo más secuencial posible evitando al máximo aquellos desplazamientos laterales y hacia atrás que dificultarían el poderlo seguir en otra visita. En su inicio vemos una acera que sube el cerro Carija y a su lado, la Cañada de las Porqueras.

Lo primero que vemos es el conocido como "Mausoleo". Por definición por mausoleo se conoce a una estructura híbrida que en un edificio permite tener dos espacios, uno destinado a sepulturas y otro superior a capilla. Solían recibir los enterramientos de los indivíduos de una misma familia.

 En su parte baja vemos tumbas de diferentes tamaños talladas en la piedra.

 El cerro Carija (273 mts) dispone de vértice geodésico, desde allí se domina todo el entorno.


Hacia el noreste vemos la Torre de Lopera (término municipal de Utrera), y má a la derecha, Montellano, y por detrás, las sierras de Montellano y San Pablo (visitadas en febrero de 2019).

Al oeste, Espera y el castillo de Fatetar (visitados en noviembre de 2019).

Hacia el sur, Bornos y su pantano.

 Y al sureste, Villamartín y Coto de Bornos.

La ciudad la integra un despoblado formado por una serie de colinas donde se aprecia con claridad las diferentes partes de la ciudad, con una zona aplanada donde probablemente se ubicaron los edificios públicos. Una vía romana, que aún hoy día se conserva, y que se encuentra flanqueada por los restos de los que fueran las puertas de la ciudad.


También son visibles los restos de su muralla. En superficie se evidencian restos de muros y estructuras edilicias, así como materiales dispersos de construcción.

También vemos algunas estructuras conocidas como "siliformes", se tratan de un conjunto de cinco estructuras aparecidas en el transcurso de la excavación de la necrópolis tardorromana del Trigal noroeste, de época prehistórica y que podría corresponder a un asentamiento al aire libre. En el caso de la foto lo que vemos es una tumba de época medieval.


Existen dos necrópolis que probablemente sean lo más interesante de todo el yacimiento, la Sur y la Norte. Situadas a ambos lados de uno de los caminos que daba acceso a la ciudad. Característica común de la necrópolis Sur es que, hasta el momento, sólo aparece el ritual de la incineración.


Los enterramientos presentan diversas tipologías, con tumbas de planta de cruz griega, troncocónicas o con cubierta a dos aguas. También aparecen tumbas de planta cuadrada construidas en mampostería, incineraciones simples en urnas e hipogeos.


La necrópolis Norte fue excavada durante las campañas arqueológicas de 1985 y 1986. Habiendo arrojado importantes testimonios sobre el ritual funerario de incineración con diversas tipologías en fosa simple y en doble fosa, estas últimas con cubiertas de sillares, de ladrillos o de tegulae. Las de tegulae están dispuestas a dos aguas o con tapa horizontal; incineración de urna dentro de fosa con cubierta de ladrillo y/o tegulae o fosas recortadas y urnas dentro de funda de plomo.

También son de interés en esta necrópolis los columbarios, simples, y compuestos o asociados a otro tipo de incineraciones. En cuanto al ritual de inhumación están presentes los de fosa simple, rectangulares o cuadrangulares, fosa irregular y antropomorfa; inhumación en fosa con cubierta de tegulae, a dos aguas o con tapa horizontal, o de ladrillos. Asimismo encontramos tumbas de sillares simples y mixtas, con construcción de ladrillos y/o tegulae.


Entre ambas necrópolis existe el conocido como "Camino interior", este camino se encuentra situado en la caída este con una anchura de un metro y con dos canales laterales de desagüe y, probablemente, rodeaba la necrópolis por el este y permitía el tránsito por el interior del cementerio desde la ciudad.


Sin dudas, lo más interesante de todo, son los hipogeos, los veremos de todo tipo y formas. Los hipogeos son galerías subterráneas o pasajes excavados con funciones funerarias. Suelen ser familiares por lo que habitualmente acogían restos de diferentes miembros de una misma familia.


Casi todos tienen la misma estructura básica, un hueco central que es la tumba propiamente dicha, rodeada de una especies de hornacinas o columbarios.

Os dejo un breve resumen, aquí hay muchísimo que ver, por cualquier lugar encontramos enterramientos, aquí nos despitamos un poco del track y en una pequeña pared encontramos otra hiladas de hipogeos, por lo que lo mejor es olvidarse del gps y caminar sin rumbo fijo, por que seguro que veréis mucho más que nosotros.


Y ya sabéis, búscanos donde haya un sendero, una montaña, un árbol, donde un humilde musgo espere paciente el deshielo, búscanos donde el buitre leonado se siente invencible o donde la pequeña Langeii desparrame su perfume, búscanos y si nos encuentras, será un placer saludaros.