lunes, 1 de agosto de 2016

EL VENTANO DEL DIABLO (CUENCA) 4 JUN 2016

El Ventano del Diablo es un mirador excavado en la roca con unas impresionantes vistas sobre la hoz del río Júcar y bosques de la Serranía de Cuenca y a unos 30 kilómetros de la capital.
El río Júcar a su paso entre Uña y Villalba de la Sierra (término municipal al que pertenece) forma un gigantesco cañón conocido como los Cortados del Júcar y es aquí, a casi 1.500 metros de altura, dónde se encuentra este mirador.

Dejamos el coche en una amplia explanada "ex-profeso" en un lateral de la carretera CM-2105, en: 40º14.218'N - 2º04.288'W

Al mirador se accede a través de una cómoda y protegida vereda.

Pero antes de introducirnos en él, subiremos por su lateral en busca de una imagen exterior que nos permita hacernos una idea de su situación. Y se muestra tal lo que es, una auténtica ventana a los Cortados del Júcar desafiante a la gravedad.

Debe su nombre a una leyenda que cuenta que desde esta peña hueca y abovedada como un enorme cráneo, el diablo organizaba sesiones de brujería y empujaba al abismo a todo aquel que se osara asomarse por sus balcones abiertos al vacío.

Por su "ventana" derecha tendremos unas magníficas vistas a parte de la Sierra de las Majadas y sus extensos bosques.


A unos doscientos metros por debajo, las cristalinas aguas del Júcar serpentean y forman pozas en las que viven especies tan sensibles como el mirlo blanco, la nutria o la bermejuela.

La vegetación del lugar crece condicionada por la verticalidad y la relativa exposición solar. En la base de los cortados han quedado los últimos reductos de vegetación eurosiberiana peninsular, con tilos, avellanos o acebos.

Desde nuestra posición tan privilegiada podremos disfrutar del cañón que ha ido labrando la fuerza erosiva del agua. La como infinidad de bloques desprendidos que nos dan una idea del dinamismo del paisaje.

También podremos ver múltiples cuevas y abrigos, exponentes de la clara acción erosiva del agua filtrada. Algunos de estos abrigos fueron utilizados por los ganaderos del lugar, aunque este de la imagen difícilmente podría haber tenido uso. salvo por las colonias de buitres leonados que habitan el lugar.

También nos llama la atención una gran casa en lo alto de un risco. Se trata de la Central Hidroeléctrica de El Salto, construida a principios del siglo XX y que funcionaba gracias a la traída de agua por un canal de más de 25 kilómetros de longitud que cogía aguas del Júcar en el pantano de la Toba y tras pasar por la laguna de Uña, atravesaba un largo cañón hasta llegar a este lugar, por dónde su caída movía las palas que generaban la electricidad.

Una nueva vista de la vereda que lleva al mirador, la central hidroeléctrica y los Cortados del Júcar.

A nuestra izquierda podremos ver Villalba de la Sierra, es la comarca de la Serranía Alta y Campichuelo, también en la Sierra de las Majadas.


Este mirador se encuentra en el camino que nos lleva a la Ciudad Encantada y al Nacimiento del Rio Cuervo y es una parada inexcusable para cualquiera que visite estas tierras.


Para terminar os dejo un video del lugar.
https://youtu.be/0i00XUA8POo


2 comentarios:

  1. Hola! Acabo de descubrir vuestro blog investigando sobre los Llanos del Juncal. Unas fotos preciosas y todo muy bien explicado! Muchas gracias!
    Helena

    ResponderEliminar
  2. Muchas gracias por tu visita, me alegra que te guste. Saludos.

    ResponderEliminar

Gracias por tu visita.