miércoles, 4 de mayo de 2016

EL TORCAL DE ANTEQUERA - RUTA AMARILLA AMPLIADA (23 ABR 2016)


El Paraje Natural del Torcal es un impresionante paisaje kárstico cuya formación se inició hace unos doscientos millones de años y tiene su origen en las caprichosas formas pétreas ocasionadas por la disolución de las rocas calizas. Está situado entre los términos municipales de Antequera y Villanueva de la Concepción.

El Torcal está constituido por rocas calizas de tres tipos: oolíticas, brechoides y clásticas. Todas ellas tuvieron su origen en el fondo marino durante el periodo Jurásico, hace entre 250 y 150 millones de años. Los  sedimentos acumulados en el fondo del mar se agregaban mediante la acción cementadora de las sales y precipitados de la disolución marina. Luego estos sedimentos fueron levantados a más de 1.000 metros sobre el nivel del mar por fuerzas tectónicas Más tarde, una serie de fracturas generaron grietas (diaclasas) y sistemas de fallas que se entrecortan en ángulo recto (orientación NW-SE y NE-SW); la erosión y hundimiento de dichas grietas ha producido lo que llamamos hoy día callejones o "corredores". A partir de este momento el conjunto queda sometido a un proceso de erosión característico, el modelado kárstico. Por otra parte, en algunas zonas amplias de hundimiento y/o depósitos de sedimentación se han formado dolinas (sinónimo de Torca), también conocidos como Hoyos, depresiones dónde se acumulan los restos de la disolución de la caliza, conocidos como terra rossa, o como dicen en mi pueblo "barros coloraos", unos terrenos llanos, muy fértiles y que desde la antiguedad fueron utilizados como campos de labor o para pastos de las reses.

Pues en este biotopo discurre este sendero, un impresionante paisaje kárstico, que se desarrollará mayoritamente entre callejones que unen diferentes hoyos y dónde las caprichosas formas rocosas harán que de forma irremediable, paremos constantemente buscando nombres y parecidos a unas y a otras.

Existen cuatro senderos oficiales (Verde, Amarillo, Rojo y Azul). Nosotros haremos un compendio de todos que llamamos Amarillo Ampliado. Unimos en un mismo trayecto las rutas Verde y Amarilla y haciendo unos desvíos hacia el Rojo de forma que nos permita llegar hasta la impresionante Sima del Chaparro, para continuar hasta el emblema del Torcal, la formación conocida como El Tornillo, ya dentro de la ruta Azul.

Dejamos el coche en: 36º57.186'N - 4º32.680'W. Aparcamiento del Centro de Visitantes Torcal Alto.
Distancia: 6,57 kilómetros.
Tiempo: 4 horas 14 minutos.
Dificultad: Moderada fácil.

Podéis descargaros el track clicando en la siguiente imagen:
http://es.wikiloc.com/wikiloc/view.do?id=13125071

En la zona existen dos bolsas de aparcamiento, una al comienzo de la ruta Azul, conocida como Torcal Bajo, y otra, dónde dejamos el coche, en las inmediaciones del Centro de Visitantes Torcal Alto. Este aparcamiento es el nexo de unión entre todas las rutas oficiales y sin dudas, el lugar más adecuado dónde aparcar. Junto al centro de visitantes existe un restaurante bastante "apañado" y que a pesar de estar en un lugar eminentemente turístico, tiene buenos precios y buenas viandas.

Antes de iniciar el recorrido hacemos un desvío hacia el conocido Mirador de las Ventanillas justo al lado del Centro de Visitantes. Un mirador que nos permitirá disfrutar de unas espectaculares vistas del Valle del Río Campanillas, Villanueva de la Concepción, Mijas, Málaga y su costa. Volviendo por el mismo camino iniciamos nuestra ruta. Tenemos la costumbre de hacer siempre cualquier sendero en sentido inverso a lo habitual, aunque en este caso os lo aconsejo sobremanera. Este lugar está muy masificado, sobretodo en fin de semana, por lo que si lo hacemos en el sentido habitual os arriesgáis a encontraros con mucha gente que circulará en la misma dirección, o peor aún, algún grupo de esos que parecen proceder de un centro de sordos y dónde los contínuos gritos para hablar entre ellos se convertirán en una auténtica tortura en un lugar dónde si algo buscamos es paz y silencio. Quién avisa no es traidor, hacedlo en sentido inverso, vamos, igual que yo.

Camino del mirador existe una variada cartelería que nos dará buena información de nuestro entorno.

A nuestra izquierda y fuera de imagen, también podremos ver Colmenar y Casabermeja.

No hemos iniciado el sendero y ya estaremos inmersos en el paisaje impresionante que no nos dejará hasta que abandonemos el lugar. Este camino parte del Llano de los Polvillares, junto al Centro de Visitantes y serpentea por amontonamientos blanquecinos de rocas.

Indicada con una flecha nuestra primera meta volante, una planicie que nos servirá de mirador improvisado y dónde podremos disfrutar de los dos primeros ejemplares fósiles de los conocidos ammonites. (WP AMMONITE1-MIRADOR y AMMONITE 2).

Una primera dolina (Hoyo) será paso obligado para el ascenso al mirador, a lo lejos unas cabras montesas nos miran indolentes. 

El Parque Natural está constituido por la Sierra de la Chimenea, Torcal Alto, Torcal Bajo y la Sierra Pelada. Su máxima altura es el Camorro Alto (1.377 mts).


Ya estamos en el Mirador de los Ammonites. WP AMMONITE1.


WP AMMONITE2.


En el centro de la foto se ve la cornisa por dónde pasaremos.

También deberemos subir un poco. A la postre comprobaremos que será uno de los pocos lugares donde se romperá la monotonía del terreno casi llano. Es mucho más fácil de lo que parece.

La continuación del mirador es una amplia terraza sin continuidad pero que bien merece un vistazo.

Esta es la cornisa de la que os hablada, una auténtica pasada.

A partir de aquí entramos en una zona dónde todo el protagonismo se lo llevan las formaciones rocosas que nos harán detener continuamente dando rienda suelta a nuestra imaginación. En el track marco algunas, pero dejo a vuestra vista el localizar formaciones como las conocidas como El Camello, La Maceta, La Jarra, la Cara de Perro, las Siete Mesas o el Moai por citar sólo algunas de ellas.





De pronto mi compañera de caminos dice: ¡Anda! El grito. A lo que respondo¿Mandeeeeeeeeeeee?, pensando que el sol le hace estragos. Sí, sí, allí mira.
Mi fijo y efectivamente, tirando de mucha imaginación, allí veo una cara fantasmagórica, pues sí, llevas razón: El Grito de Munch. (Para mis adentros pienso: ¡está fatal! ;).

Algunas de las formaciones con nombre.



Estamos en el Hoyo del Caballo. ¿Sabéis porqué?

¿Véis el camello?

Saliendo de un callejón.

Entrando en un hoyo.

Y de nuevo por otro callejón. Estamos entrando en la zona más abrupta y fresca del recorrido, empezamos a cerrar el circular.







Como ya comenté, tenemos la costumbre de hacer todos los recorridos en sentido inverso a lo habitual. Este paso es conocido como el Callejón del Tabaco.

Un nuevo llano, el Hoyo del Gorila.

Este hoyo es el más grande, se llama Hoyo de la Burra, por el discurre el Callejón Ancho, que cerraría la ruta Verde, sería la parte central de un 8 en la ruta que nosotros seguimos. Pero como no queremos repetir camino, lo obviamos.

Y más figuras.

Hoyo de las Torres.


El Moai.

Una mirada atrás para ver el callejón recién atravesado. Inmenso. Se trata del Callejón Oscuro.

Nueva vista del Callejón Oscuro.

El Hoyo de las Catedrales.

Alguna cara más.



El Caballo Persa.


Nueva vista del Callejón de la Gallumba y el Hoyo de la Burra. La pared de la izquierda es conocida como Las Catedrales.


Llegamos a una área acotada para especial protección de alguna especie vegetal, por más que miramos sólo vemos malas hierbas.

Rodeo la zona y veo algo de interés, una orquídea silvestre, aunque por la lejanía no consigo distinguir la especie, tal vez una Orchis itálica demasiado grande para el tamaño que suelen alcanzar o, tal vez, Barlia Robertiana, pero en este caso más pequeña de lo habitual.
Sea como fuere me sorprende este acotamiento cuándo por otras partes del recorrido hemos visto más orquídeas y en mayor densidad sin ningún tipo de protección.

Estamos acabando la ruta amarilla y conforme lleguemos al aparcamiento giraremos a la izquierda para iniciar el tramo de la ruta Roja, con el fin de llegar hasta la Sima del Chaparro.

Este sendero nos llevaría a un circular que pasaría por el punto más alto de estas sierras, el Camorro Alto o de las Siete Mesas con 1.377 mts de altura pero esta subida la dejamos para otro día, hoy nos quedamos en la sima.

La diaclasa es impresionante. La vegetación de la entrada impide una correcta visión así que con mucho cuidado iremos bajando hasta dónde podamos.
La oscuridad hace difícil la fotografía sin usar un flash adecuado, un escalón importante nos detiene, a partir de aquí hacen falta cuerdas y otro material y conocimientos adecuados, que nosotros no poseemos, así que damos por finalizada la visita, quedando impresionados de esta sima, que desciende más de veinte metros de profundidad.
Volvemos sobre nuestros pasos para introducirmos en la ruta Azul, vamos en busca de la formación estrella del Torcal, nos referimos al conocido como Tornillo.

Llegamos a un lapiaz conocido como "Lapiaz Agrio del Caracol", nombre curioso.

Lo tenemos justo a nuestra izquierda, pero antes visitaremos el Mirador del Tornillo, una amplia meseta desde dónde tendremos nuevas vistas del entorno.

En el suelo podremos ver dos nuevos fósiles de ammonite. Este primero es el mejor. WP AMMONITE3.

Un poco más adelante, el otro. WP AMMONITE4.


Por ahí abajo continúa la ruta Azul.

Y una nueva vista del mirador.


Y con la foto de rigor en El Tornillo, nos despedimos. Ya sólo nos queda regresar al coche.

Y ya sabéis, búscanos dónde haya un sendero, una montaña, un árbol, dónde un humilde musgo espere paciente el deshielo, búscanos dónde el buitre leonado se siente invencible o dónde la pequeña Langeii desparrame su perfume, búscanos y si nos encuentras, será un placer saludaros.

RUTAS COMPLEMENTARIAS:
Dólmenes de Antequera
Paseo por el casco histórico de Antequera


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por tu visita.