viernes, 17 de enero de 2014

SALTO DEL CABRERO DESDE EL PUERTO DEL BOYAR - 10 NOV 2013

Este sendero está cerrado de forma indefinida, más info en:

El desfiladero del Salto del Cabrero es otro clásico de la Sierra de Grazalema, se trata de una falla enclavada en la Sierra del Endrinal. La salida se efectúa desde el merendero del Puerto del Boyar situado en la carretera A-372 de Benamahoma a Grazalema. Dejamos el coche en: 36º45.283'N y 5º23.649'W. La distancia recorrida fueron 12,18 kms incluyendo una pequeña incursión al Puerto de Don Fernando. Es un recorrido fácil pero debemos guardar algo de fuerza ya que el regreso será subiendo y algunas de las rampas finales aunque sin mucho desnivel se hacen interminables. 
Tiempo: 6 horas.

Puedes descargarte la ruta clicando en la siguiente imagen: 
 

 Este es el objetivo del día.

Deberemos cruzar varias puertas y angarillas. Esta de la foto es la que inicia el sendero.

En la lejanía podemos distinguir algunos picos.

El comienzo del sendero se realiza a través de una pista que bordea la Sierra del Endrinal.

Desde un primer momento tendremos a la vista el objetivo final de nuestra ruta.

Una mirada atrás nos permite disfrutar de la cara sur de la Sierra del Pinar.

A nuestra derecha la Sierra del Albarracín y Bornos al fondo.


Seguimos hacia adelante. El trayecto de ida, aunque con algunos repechos tiene clara tendencia de bajada lo cual resulta más que cómodo. Al centro vemos el cortijo de Las Albarradas.

Un último vistazo al horizonte antes de entrar en la zona más "verde" del sendero.

El cortijo de las Albarradas. El sendero discurre hacia la casa dónde antes de llegar tendremos que pasar un redil de cabras cómodamente arreglado para facilitar el paso de los senderistas sin molestar a los bichos, son tres portillas y un paso a modo de pequeña pasarela.

La última portilla nos abre paso a este empedrado e incómodo camino, afortunadamente es muy corto.

Tras una pequeña bajada y traspasar otra cancela, pasamos directamente a la zona más fresca del recorrido, protegida de los vientos dominantes y del sol matinal entramos en un típico bosque galería, dónde encinas, alcornoques, espinos albares y centenarios quejigos se muestran en todo su esplendor.

Empiezan a hacerse patente las afloraciones de piedras calizas y margas.

Aunque prefiero las alturas, reconozco que este tramo tiene un encanto especial.

La afloraciones de piedras y lajas (lapiaces) nos acompañarán el resto del sendero.

¡Qué buena pinta tienen esos tocinillos! Ñam ñam.

Nos aproximamos a una planicie conocida como "Llano del Callejón", y empezamos a ver multitud de corraletas, que son corrales construidos a base piedra seca y que culminaban con ramas espinosas como las del craetagus o la simple aulaga y que servían de sistema disuasorio ante entradas o salidas de animales de forma inesperada. También existen otras construcciones de piedras, también procedentes de la limpieza de zonas de cultivo y pasto, llamados "majanos", y amontamientos varios, basta tantear el peso de alguna de ellas para imaginarnos el faraónico trabajo que durante décadas y décadas tuvieron que realizar los habitantes de la zona para limpiar el suelo y dejarlo cultivable o despejado para el pasto del ganado.

Si impresiona las toneladas de piedras movidas por el hombre, más aún impresiona las que siguen sin mover, ver para creer.

Estas zonas llanas son producto de la sedimentación de las arcillas producidas por la disolución de las margas y rocas calizas en las depresiones o zonas bajas , y son conocidas como "Dolinas" o "Poljés" cuándo alcanzan mayores dimensiones.

La llegada al Salto del Cabrero es inminente.

Este es el Llano del Callejón, poljé antesala del mirador que pronto visitaremos y del Puerto de Don Fernando.

Ya sólo tendremos que caminar hacia el camino abierto a la derecha del llano para llegar al mirador.

Estas son las vistas desde el mirador oficial.

Pero curiosamente las mejores perspectivas las obtenemos si bajamos una decena de metros más. Desde aquí podemos disfrutar del Salto del Cabrero en toda plenitud. Entre los labios de la falla se encuentra el Puerto del Cucadero.



Para los que sabemos caminar sobre el aire la leyenda del cabrero no parece tan irrealizable.

Al fin y al cabo tampoco es tanto ¿O sí?.



Volvemos sobre nuestros pasos y vamos a hacer una pequeña incursión al Puerto de Don Fernando al que llegaremos tomando el paso que tenemos justo en el centro de la imagen.

Este tramo, sin dudas, es el paraiso de la aulaga que parece haber encontrado un hábitat perfecto para desarrollarse sin competencia.
A la vista ya tenemos Benaocaz al abrigo de la Sierra del Caillo.

Ya sólo nos queda volver. El regreso lo hacemos por dónde vinimos.

El pico del Monete será nuestro faro guía.

Algo cansados y ya de regreso en el Mirador del Boyar, el apacible sol de poniente nos da una reconfortante despedida y nos hace soñar con la próxima ruta.

2 comentarios:

  1. Han cerrado el paso desde el Puerto del Boyar hacia el Salto del Cabrero:

    http://www.forospiedrasobrepiedra.com/smf/index.php?topic=12846.0

    http://www.juntadeandalucia.es/medioambiente/servtc5/ventana/mostrarFicha.do;jsessionid=73A15F0DCC4F4F5A42A0D211769FC3F6?idEquipamiento=19729

    Que cada cual saque sus conclusiones.

    ResponderEliminar
  2. Hola Paco, ya he leído sobre el tema, gracias por el aviso. Lo más fastiadiado es que tal como yo lo hice no existía ningún peligro para la propiedad privada ya que los que andaban entre chiqueros éramos los senderistas y las cabras campando a sus anchas.
    Saludos.

    ResponderEliminar

Gracias por tu visita.